When I´m with you – Sheriff

En 1979, se formaba en Toronto la banda de rock Sheriff, que apenas tuvo recorrido en el tiempo. Editaron un único álbum, de título homónimo al grupo, en 1982. Enseguida se significó como single una de las baladas del disco, titulada When I´m with you, que el teclista del grupo, Arnold Lanni, había compuesto para su novia Valerie, como regalo en el Día de San Valentín.  Con este tema, lograron el éxito en su Canadá natal, aunque fallaron en el intento de triunfar en los EEUU (apenas alcanzó el 61 en el verano de 1983).

Ese mismo año, por desavenencias entre sus miembros, la banda se separa. Tuvieron que transcurrir casi 6 años para que un D.J. de una estación de radio de Las Vegas empezara a poner el tema. Fue tal la repercusión que otras emisoras imitaron a aquel, lo que llevó a Capitol Records a reeditar el sencillo.

En todo el país, las radios no paraban de pinchar la canción y logró, obviamente, el ansiado número 1 en el Hot 100 en el frío mes de febrero de 1989, arrebatándole el lugar privilegiado a Two hearts, de Phil Collins. También fue número 1 en el Hot Adult Contemporary Singles.

A veces, la vida no deja de sorprendernos. Séis años después de que una banda de rock hubieran abandonado la música, ocupaba el “trono” de la lista más importante de EEUU. De hecho, ni siquiera hubo vídeo del tema en la MTV.

En este caso, sí fue cierto que el destino les dio otra oportunidad.

 

 

 

2 opiniones en “When I´m with you – Sheriff”

  1. Ayyyy, el destino, tan curioso y caprichoso. Cosillas tengo yo con el destino. Es algo realmente misterioso.

    Es una canción realmente bonita. No la conocía, ni siquiera al grupo. La letra es muy romántica. Lo que más me ha gustado es la melodía y la interpretación, especialmente cuando canta ese “Baby, uouoooo” Ese Freddy tiene muy buena voz.

    Le veo una pequeña “pega” (para mí ). Y es que no me gusta el final. Veo excesivo ese alargamiento. Un poquito menos hubiese quedado mejor, lo veo demasiado estridente. Pero es algo de poca importancia.

    ¡Muchas gracias por esta preciosidad, tomaszapa!

    1. Efectivamente, Campanilla. Ese final tan alargado, que por cierto, dicen que está en el libro Guinness de los records, como la nota más alargada en el tiempo de una canción, no me va mucho tampoco. Rompe la emoción que había creado justo antes.

      Ahora que hablas del destino, no quise poner lo que leí del cantante, en ese momento en que el disco llega al número 1 en EEUU. Pero te lo digo ahora, jeje. Ya dije que había pasado unos 6 años desde la disolución del grupo. Pues bien, se dice que por entonces, el cantante trabajaba repartiendo comida a domicilio:pizzas, etc… Y que fue allí donde escuchó que la canción era un éxito. Suena demasiado a película esta anécdota, pero a veces la vida supera a la ficción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.