Never gonna let you go – Sergio Mendes

En 1983, el músico brasileño Sergio Mendes, tras años de ostracismo, volvía a probar las mieles del éxito en los EEUU , de igual manera que lo hiciera en la segunda mitad de los 60 y bajo el mismo sello, A&M Records, de Herb Alpert.

sergio mendes 06

Publica ese año el álbum homónimo, Sergio Mendes, repleto de los ritmos que le habían hecho conocido, aunque aún faltaba la guinda para el pastel: una balada, que sirviera de contrapunto perfecto.

sergio_mendes-sergio_mendes(3)

Echó mano de una hermosa canción que Cynthia Weil y Barry Mann habían compuesto en su momento, pensando en Earth, Wind & Fire, y que tras ser rechazada por esta banda, la incluyó Dionne Warwick en su álbum Friends in love, de 1982.

A mediados de abril de 1983, el tema Never gonna let you go, con las voces de Joe Pizzulo y Leza Miller, debutaba en el Hot 100. Ya en pleno verano, la balada alcanzaba su cota más alta: el número 4.

329129056_640

Concretamente, era la semana del 9 de julio, y allí, en ese puesto permaneció durante cuatro semanas, hasta finales de mes, siendo superado únicamente por el trío de éxitos siguiente:

1. Every breath you take, de The Police

2. Electric Avenue, de Eddy Grant

3. Flashdance… What a feeling, de Irene Cara

SERGIO-MENDES-NEVER-GONNA-LET-YOU-GO-1983-6384723

Para cuando llegó a este puesto, Never gonna let you go ya había sido número 1 en la Adult Contemporary (durante cuatro semanas, desde el 18 de junio hasta ese mismo 9 de julio), arrebatándole la corona a otra balada de gran calidad: My love, de Lionel Richie.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Su enorme éxito se tradujo en una presencia, usual en esos años 80,  para las grandes baladas, aún cantadas por blancos, en la lista de singles R&B, alcanzando el número 28.

Never gonna let you go

Los 80 fueron años de hermosísimas baladas. Comenta alguna de tus favoritas, si te place 🙂

2 opiniones en “Never gonna let you go – Sergio Mendes”

  1. Pingback: Anónimo
  2. He escuchado a este hombre y su banda desde los años setenta cuando era una niña, es música que representa el espíritu brasileño, el piano de Sergio es grandiosos y cuando canta su voz es preciosa mezclada con las voces de sus compañeras, quien no se enamora de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.