Love on the rocks – Neil Diamond

En diciembre de 1980, se estrenaba en los cines de Norteamérica una nueva versión, un musical, de “El cantor del jazz”, de 1927 (primera película “hablada”, o con secuencias de diálogo sincronizado).

Estaba protagonizada por una estrella de la música, Neil Diamond, y una estrella del cine,  Laurence Olivier, interpretando, respectivamente,  a un joven cantor judío y a su padre, que dirige una sinagoga.

La mayoría de las críticas fueron negativas, cebándose sobre todo en la presencia de Neil Diamond y su escasa experiencia interpretativa. Hubo de todos modos, alguna crítica que elogiaba la intensidad y  presencia que aportaba al papel. Esta mezcla de elogios y “palos” se materializó en una nominación como mejor actor de drama en los Globos de Oro y un premio como peor actor del año (en la primera edición de los “razzie awards”), exactamente por el mismo papel.

De cualquier forma, en la taquilla le fue  mejor que a muchas de las películas “oscarizables” aquel año: Toro salvaje, El hombre elefante o Tess.

Y fue aún, más éxito su banda sonora. Llegó a ser el disco más vendido de toda la extensa y fructífera carrera de Diamond, con más de 5 millones de copias sólo en los EEUU, y con canciones tan bonitas y recordadas como Love on the rocks, que debutó en el Hot 100 en noviembre de 1980 (un mes antes del estreno del film) y alcanzó el número 2 durante 3 semanas en enero de 1981.

El número 1 se le resistió y es que la muerte de John Lennon, un mes antes, desató una “lennonmanía” en el público americano, con (Just like ) Starting over, como “himno” de esos sentimientos.

En la lista Adult Contemporary alcanzó el número 3.

Con canciones como Love on the rocks, Neil Diamond demostraba, una vez más, que estábamos ante uno de los mayores artistas que ha parido el continente norteamericano.

 

3 opiniones en “Love on the rocks – Neil Diamond”

    1. De pequeño no me llamaba la atención Diamond. Pero ya de mayor (porque creo que uno debe tener cierto bagaje, haber escuchado bastante y diferente música, entrenar el oido, vamos) he aprendido a amar su música. Esa voz potente, pero tan hermosa es perfecta para baladas como esta. Ya se que te emocionarías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.