En el estanque dorado (On golden pond, Mark Rydell, 1981)

En 1981, el  cineasta neoyorquino Mark Rydell llevaba a la gran pantalla,  una obra estrenada en Broadway dos años antes, titulada En el estanque dorado (On golden pond). Su autor era un jovencísimo escritor, Ernest Thompson, que previamente había hecho breves apariciones, como actor, en alguna serie o película para la televisión.

golden_pond n

Thompson había pasado bastantes veranos de su adolescencia en el Great Pond (Gran Estanque), dentro del estado de Maine, situado al noreste de los EEUU. Allí situó la acción de la obra que luego guionizó para la gran pantalla.

on-golden-pond-title-screenshot

La, por entonces, ya gran estrella (con dos Oscar en su haber) Jane Fonda compró los derechos de la obra con el único propósito de que su padre, Henry Fonda, interpretara el personaje principal de la misma, en el cine.

ongolden2

El film nos cuenta la historia de una pareja, de avanzada edad, que, como cada primavera, desde hace bastantes años, regresa al Estanque Dorado para pasar allí los meses más amables en el aspecto climatológico, del calendario.

on_golden_pond_by_crownedking-d3lotbq

Norman Thayer Jr, antiguo profesor de Universidad, y Ethel Thayer, su esposa, vuelven al lugar donde han sido muy felices,

On_Golden_PondIL021104W20E23I36O

cual pareja de colimbos,  esas aves acuáticas que, cada primavera llegan al estanque para anidar y criar a su nueva prole.

On-Golden-Pond-1-VEPHTPFLUR-1280x1024

En el caso de nuestros protagonistas, ya no están en edad de procrear. Su única hija, Chelsea, hace años que abandonó el nido y vive en Los Ángeles, al otro lado del país.

on-golden-pond3

Hace ya mucho tiempo que no la ven, pero aquel verano será diferente. Chelsea ha prometido hacerles visita con ocasión del 80 cumpleaños de su padre. Pero eso no es todo: viene con su nuevo novio, Bill, un dentista al que las cosas parecen irle muy bien,  y además, les acompaña Billy,  el hijo de éste.

images (71)

Henry Fonda interpreta de manera extraordinaria, al cascarrabias anciano protagonista. Notable nadador en su juventud (medalla de plata en los años veinte) y de brillante mente (durante décadas, impartió clases en la Universidad), ve con cierto aire fatalista, como los años se le echan encima. Primero fueron los achaques físicos de la edad, pero ahora también padece esas lagunas mentales que, de vez en cuando, le hacen olvidar quién es él o los que lo rodean, o incluso, dónde está.

goldenhenry-fonda-goldenpond-24

Lo que no ha perdido es su fuerte genio y su sarcasmo, que pone a prueba siempre que puede. La riqueza de matices de Fonda son una completa lección de actuación. Con sus gestos, plenos de significado, enfatiza sus frases, dotándolas de gran naturalidad y verosimilitud. Nos hace reír y nos hace llorar, nos enerva y nos da calma. En definitiva, estamos ante la última de sus actuaciones en pantalla, que sirvió de guinda, a la brillante carrera de uno de los mejores actores de todos los tiempos.

goldenHenry-Fonda

Aquel año recibió todos los honores como actor: el Bafta británico, el Globo de Oro en la categoría de drama y el ansiado Oscar, que tanto se le resistía. Gravemente enfermo, no pudo asistir a una Ceremonia en la que su hija, Jane, recogía el premio en su nombre, y hacía emocionar a todos los que la veían desde sus hogares,

ongoldenjaneoscar

y por supuesto a su padre, a quien le dio tiempo de entregar la preciosa estatuilla, poco antes de fallecer.

ongoldenoscarjanehenry

Katharine Hepburn, como Ethel, la esposa de Norman, con  unos cuantos años menos que él, también luce de forma fantástica. “Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer”, dicen. Detrás de Norman, aparece esta vitalista mujer. Fuerte, cariñosa, siempre entretenida haciendo cosas, es el mayor soporte de la familia, sobre todo ahora que su marido está tan mayor.

On-Golden-Pond-Hepburn

La Hepburn nos transmite la energía que siempre irradió en pantalla, pero además, la bondad que los años y los achaques físicos, trajeron consigo a la veterana actriz. Su Ethel vive de una forma radicalmente distinta a Norman, el inevitable paso del tiempo, la vejez.

golden8281536_448x252

Hacía ya tiempo, y es un punto de vista muy subjetivo del que esto escribe, que esta laureada actriz se había desprendido de ese aire de autosuficiencia de sus años de juventud, y mostraba con exquisito resultado en pantalla, las debilidades, los elementos de vulnerabilidad, que unidos a esa fuerza arrolladora que siempre la acompañaba, conformaban unos registros muy humanos y próximos al corazón del espectador (Adivina quien viene esta noche o aquí, En el estanque dorado).

golden$(KGrHqR,!iwE9TbMzSFnBPWOkvOsq!~~60_3

Algunos de los momentos más preciosos de la historia lo protagonizan esta pareja. Lo más curioso es que hasta el ocaso de sus vidas, no tuvieron la oportunidad de trabajar juntos. Es más, ni siquiera se conocían con cierta profundidad. Ella le regaló a él, el primer día, el sombrero que fue de su gran amor, Spencer Tracy, y él lo llevó puesto durante todo el rodaje.

Eso selló una de las más hermosas relaciones de pareja, jamás vistas en pantalla,  en unos años que pueden parecer los más amargos, dada la cercanía de la muerte, pero también que pueden resultar igualmente, los más sentidos de nuestra existencia.

golden24117-004-882EAC68

Jane Fonda, como la hija de ellos, Chelsea, esta maravillosa. No se equivocó al comprar los derechos de la obra. Antes que nada, luce una figura magnífica, fruto de los genes heredados, pero también de la actividad física que la haría tan famosa en los ochenta.

goldenss177125_-_photograph_of_jane_fonda_as_chelsea_thayer_wayne_from_on_golden_pond_available_in_4_sizes_framed_or_unframed_buy_now_at_starstills__01839

Aparece guapísima, pero eso no puede ensombrecer lo realmente importante: su portentosa interpretación. Su personaje, Chelsea, como el de su padre, también es vulnerable, aunque la apariencia exterior nos haga pensar lo contrario.

goldenjane-fonda-goldenpond-74

La extraordinaria química que desprenden padre e hija, en la vida real y en la ficción, se entremezclan de forma tan mágica, que continuamente, estamos viendo “un relato real” y no una mera ficción. El choque de caracteres eleva al film a cotas altísimas, y los elementos de unión, nos emocionan como pocas veces en pantalla se ha logrado.

on golden5. Escena Blog

Dabney Coleman es Bill Ray, el nuevo amor de Chelsea. Aunque no ha sido muy afortunado sentimentalmente hablando en el pasado, ahora vive un gran momento, junto a la guapa hija de los protagonistas. Especialmente interesante, por emotiva, es la charla que mantiene con Henry Fonda (Norman Thayer). Es un ejemplo de como una situación normal, incluso cómica, se puede tornar dramática, en escasos segundos, provocando esa transición de emociones tan mágica en el espectador.

golden ponddabney-coleman-goldenpond-043

Doug McKeon es Billy, el jovencito rubio, hijo de una pareja divorciada, y algo rebelde, que de pronto, tiene que convivir con un par de “cacatúas” durante todo un mes aquel verano.

goldenDougMcKeonthen

Es realmente bonita la química que se establece entre el joven y el anciano. Lo de “el roce hace el cariño” es cierto. Sus salidas a pescar, sus juegos de mesa y sus primeras lecturas harán de aquel verano, de aquel lago y de las gentes que allí conoció, lo más inolvidable de su vida.

on-golden-pond2

William Lanteau es Charlie, el cartero en barca de la zona, y amigo de siempre de Chelsea.

golden nn

Es preciso hacer un comentario al fantástico guión de Ernest Thompson. Sabe plasmar con exquisito gusto, toda la belleza y calidez de la obra de teatro, en la gran pantalla. La naturalidad del paisaje se entremezcla sabiamente con la naturalidad de los aconteceres de los personajes. La especial y única química que logra en las relaciones de la pareja, y en las de padre con hija, y “abuelo” con “nieto” es ciertamente, de alabar. Mereció sobradamente el Oscar recibido.

ernestthompson

En el aspecto técnico, destacan dos elementos:

– la hermosa fotografía del británico Billy Williams, que alcanzara la gloria al año siguiente, con Gandhi. Sabe retratar con naturalidad y gran belleza todos los parajes de aquel estanque, y cada una de las estaciones (primavera, verano y principios del otoño) que se atraviesa, haciendo de ese lugar un personaje en sí mismo.

On Golden Pond

Los humanos viven, sufren, sienten, ríen y lloran allí, de forma natural, como esos colimbos que habitan la zona.

on golden11464959_gal

– la oportuna música de Dave Grusin. En cada momento, imprime la emoción adecuada. Enérgica o sensible, práctica o trascendente, casa perfectamente con el lugar y los que lo habitan.

goldentmb_4080_480

No deja de impresionar que una pequeña producción del británico estudio ITC Entertainment, distribuida por Universal, fuera con cerca de 120 millones de dólares, la segunda película más taquillera de todas las estrenadas en 1981 en EEUU, tras En busca del arca perdida.

golden tmb_3900_480

El film, además, cosechó multitud de premios aquella temporada:

10 nominaciones en los Premios de la Academia: los citados premios de mejor actor, para Henry Fonda, y mejor guión adaptado, para Ernest Thompson, además del Oscar, ya el cuarto en su carrera, a mejor actriz, para Katharine Hepburn,

golden

y además, nominaciones infructuosas a mejor película (ganó Carros de fuego), director (Rydell) (ganó Warren Beatty, por Rojos),

golden mark-rydell-directs-katharine-hepburn

actriz de reparto (Jane Fonda), fotografía, montaje, música y sonido.

6 nominaciones en los Globos de Oro, entre ellos los premios a mejor actor, ya citado, y a mejor película dramática y mejor guión.

Una sencilla historia sobre saber vivir en cada momento de la vida, y de darle importancia a las gentes que nos acompañan en esa travesía,

images (72)

y sobre cómo la misma vida nos otorga la oportunidad de recuperar el tiempo perdido,

OnGoldenPond42

 

cautivó en su momento, en 1981, y sigue haciéndolo, más de treinta años después, el corazón de todo aquel que muestre algún atisbo de sensibilidad (aunque, como nuestro protagonista, haya que rascar un poquito para hallarla).

goldentumblr_mj0c37vE8Q1qcoaf4o1_500

Calificación: 9, 75.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.