El graduado (The graduate, Mike Nichols, 1967)

En 1967, Mike Nichols,  tras su debut en el cine, con un grandísimo éxito  el año anterior, con ¿Quién teme a Virginia Woolf? (que le valió su primera nominación al Oscar en el apartado de dirección, entre otros premios destacados al film), volvía a llevar a la pantalla una adaptación de una novela.

el-graduado-charles-webb_MLA-O-71437892_7179

En este caso, se trataba del primer trabajo de un joven autor de San Francisco, llamado Charles Webb. En su novela El Graduado, editada en 1963, casi de modo profético, nos narraba la difícil y vital decisión de todo joven en algún momento de su existencia: “qué voy a hacer con mi vida?”.

El calificativo de profético deriva del hecho de que, toda una generación de jóvenes de finales de los 60, se vieron identificados con el protagonista de la narración, y lo que es más importante, les sirvió de inspiración para el resto de sus días.

3311_1

El novelista Calder Willingham (que hasta entonces, había colaborado en el guión de grandes films, como Senderos de gloria, El puente sobre el Río Kwai o Spartacus) por fin acabó teniendo el reconocimiento que buscaba. Junto a Buck Henry (que en esos instantes, disfrutaba del éxito de la serie Superdetective 86, que había creado con Mel Brooks para la televisión) adaptaron la novela de Charles Webb,  de manera magnífica, por cierto.

Pero, como “al César lo que es del César”, hay que reconocer que toda esa ironía y esos diálogos tan afilados e ingeniosos aparecidos en el film, estaban calcados prácticamente, de la novela de Webb.

images (42)

El protagonista de la historia, Benjamin Braddock (interpretado magníficamente por Dustin    Hoffman), es un joven que, al igual que el autor de la novela, cursa sus estudios superiores en el Este, en un pequeño college.

descarga (1)

Su regreso triunfal (ha reunido toda clase de reconocimientos en esos años de estudio) al dulce y pacífico hogar, en el verano en el que va a cumplir 21 años, viene acompañado de una bienvenida organizada “por todo lo alto”, por sus padres.

El Sr Braddock (William Daniels) y su esposa (Elizabeth Wilson) están muy orgullosos de la hazaña de su hijo, y así lo quieren mostrar y compartir con el resto de sus vecinos y amigos. 

Entre estos últimos, ocupan un lugar especial, los Robinson. El Sr. Robinson (Murray Hamilton) es socio del Sr. Braddock en una empresa jurídica y además, amigo íntimo de la familia. Su esposa, la Sra. Robinson (Anne Bancroft), madre de una joven, de nombre Elaine (Katharine Ross), con quien Ben salió alguna vez en el pasado, es esa mujer que siempre ha sido “como de la familia”, pero que sigue siendo una perfecta “desconocida”.

3311_3

El que, a ojos de la gente, debería ser el verano más feliz de su vida (el propio Sr. Robinson le aconseja que disfrute el momento) se torna en todo lo contrario. Ben no para de pensar que no ha hecho nada que merezca la pena. Además, una idea gira una y otra vez sobre su cabeza: “qué va a ser de mi vida?”.

images (41)

Sin embargo, en aquel verano de cervezas, piscina al sol y barbacoa,  y de deambular de aquí para allá, sin rumbo fijo, aparecerá una “novedad” en su vida. Ben seguirá al pie de la letra los consejos del Sr. Robinson y vivirá los meses más especiales, convulsos y determinantes del resto de su existencia.

En el plano actoral, hay que destacar el elevado nivel general de las actuaciones. Desde los protagonistas hasta los que simplemente dicen “una linea”, todos realizan una interpretación muy destacada. Lo curioso del caso es que el “trío” protagonista tenía bastante más edad que los personajes a los que daba vida. Aún así, a nadie le chocó este aspecto. Mérito de todos los participantes en la elección de los actores, pero también de estos, en su quehacer.

Dustin Hoffman, que encarna al joven graduado Benjamin Braddock, realiza una soberbia interpretación de un joven, supuestamente triunfante (reúne todos los méritos que auguran  un futuro halagüeño), pero que, harto de dudas existenciales, vaga “a la deriva”.

images (23)

El Sr. y la Sra. Braddock (William Daniels y Elizabeth Wilson, respectivamente) son esos padres cariñosos y orgullosos de su vástago. Han alcanzado cierto status de respetabilidad en la comunidad en la que viven, gracias, en gran parte, a las buenas relaciones que procuran mantener y fortalecer con los vecinos y amigos. Ellos, como otros, no comprenden el comportamiento de Ben, pero el joven tampoco los entiende a ellos.

images (51)

El Sr. Robinson (Murray Hamilton) es ese hombre “hecho a sí mismo”, que ha conseguido todo lo que tiene (una bonita familia y una vida cómoda) en base únicamente a su esfuerzo. Echa de menos haber disfrutado más de su juventud, y por eso aconseja a Ben que lo haga.

descarga (11)

La Sra. Robinson (Anne Bancroft) es esa mujer de clase, respetada en la sociedad, que vive una vida “perfecta”,  de casada con familia, llena de lujos y comodidades,  pero que, en el fondo, se siente totalmente insatisfecha y vacía. De otro modo, pero al igual que Ben, vaga “a la deriva”.

Katharine Ross (Elaine Robinson), encarna a esa chica dulce, y hasta ingenua, que destinada a estudiar y  convertirse en otra ama de casa, se verá inmersa en un triángulo amoroso convulso y viciado, afilado y amargo, del que saldrá convertida en uno de sus vértices.

images (43)

El resto del elenco lo componen personajes de corta, pero apreciable aparición, como el Sr. McGuire (Walter Brooke), otro de los amigos invitados a la fiesta de bienvenida de Ben (que, como todos, aconseja al muchacho sobre su futuro: “plásticos, muchacho”).

images (54)

O Carl Smith (Brian Avery), el muchacho alto y guapo, prometido de Elaine

3311_4

O Norman Fell, encarnando al Sr. McCleery, el dueño de la pensión donde se hospedan principalmente, estudiantes de Berkeley y también, Benjamin.

descarga (16)

O incluso, el conserje del hotel, interpretado por Buck Henry (uno de los co-guionistas, que se reservó para sí un papelito).

descarga (13)

Finalmente, y como curiosidad, la aparición de un jovencísimo, este sí,  Richard Dreyfuss que, con apenas 20 años, debutaba en el cine.

descarga (20)

En el aspecto técnico, prácticamente todos los elementos son extraordinarios:

– las localizaciones de la California soleada son maravillosas. Los trayectos en coche por las carreteras que bordean la costa, o el paso por algunos puentes de la zona  sirven de magnífica postal de las virtudes que el lugar puede ofrecer a propios y visitantes.

images (45)

La luminosidad que, casi siempre, se nos muestra, propia de uno de los estados más soleados de la nación, contrasta estupendamente con los nubarrones anímicos y sentimentales que se ciernen sobre los protagonistas del film. En este sentido, el blanco predominante de muchos escenarios (como la cocina de la casa de los Braddock, el interior de la casa de los Robinson, o la Iglesia, al final de la historia)

images (31)

o el azul cristalino y luminoso del agua de la piscina,

images (39)

abundan en ese contrapunto.

images (36)

– la utilización de la música de Simon and Garfunkel. Si hay unos artistas que reflejaron, con su música, la crisis de valores y lo confuso y convulso de la década de los 60, esos son, sin duda, este dúo neoyorquino. The Sound of silence o April come she will, ya estaban editadas en previos álbumes de la pareja, y a ellos se les sumó el nuevo tema, Mrs. Robinson. El éxito del film y la banda sonora, inesperado para Paul Simon, le “obligó” a crear una versión más larga, que el dúo incluyó en un álbum posterior. Aporta ese punto de melancolía, en ocasiones, y en otras, esa ironía que tan bien le sentaba al conjunto de la obra.

133896846.pidcTp2f.SimonGarfunkelMrsRobinsonEP63679

Además de estas canciones, la música incidental, el score corría a cargo de Dave Grusin, que con El graduado, iniciaba una carrera plagada de éxitos, principalmente, a finales de los 70 y principios de los 80 (La chica del adiós, En el estanque dorado, Rojos, Tootsie…)

– el entonces, innovador y estimulante montaje de Sam O´Steen. Con una carrera posterior bastante consistente (Chinatown, La semilla del diablo, etc.), repetía el éxito en una nueva colaboración con Mike Nichols (tras el debut de este con Quién teme a Virginia Woolf? el año anterior). Especiales (de hecho, tanto, que han quedado en la memoria) son los planos en los que enlaza la presencia de Ben en la cocina, en la piscina y en la cama del hotel, o aquellos frenéticos planos y contraplanos de los protagonistas.

images (24)

images (25)

– la fotografía de Robert Surtees es simplemente inmejorable. Como en muchas otras películas (La última película, Verano del 42 o El próximo año a la misma hora) ahonda en esa calidez y en esa nostalgia de la historia. Logra retratar en cada escenario (piscina, hotel-hall o habitación-, universidad, iglesia, o simplemente, la calle) un momento único en la vida de cada personaje.

descarga (2)

La repercusión del film comprende varios aspectos:

– Fue todo un boom en taquilla (el mayor éxito del año), y de hecho, si ajustamos lo recaudado a la inflación, sigue siendo uno de los mayores éxitos en la historia del cine en Norteamérica.

– Indisolublemente, va unida a la banda sonora de Simon & Garfunkel. Fue una de las primeras veces en que el éxito de una película repercutía en su música y viceversa. La fórmula, por exitosa, se trataría de repetir en las siguientes décadas.

– las extraordinarias interpretaciones de Dustin Hoffman, de Anne Bancroft o de Katharine Ross, responsables de momentos que han quedado en el recuerdo de cualquier cinéfilo. La química creada entre ellos (Ben-Sra. Robinson y Ben-Elaine), no por radicalmente diferente, dejan de ser común en lo soberbio.

images (52)

images (28)

– toda clase de premios cosechados:

7 nominaciones en los Premios de la Academia (actor protagonista- Hoffman-, actriz protagonista – Bancroft-, actriz de reparto -Ross-, además de película, guión adaptado o fotografía) destacando el Oscar a mejor director para Mike Nichols.

1968_03_presenter_caron_directing_nichols_big

Hemos de considerarlo todo un logro, teniendo en cuenta, más que nada, las propuestas que se disputaban aquel año los premios (En el calor de la noche, Bonnie and Clyde, Adivina quién viene esta noche, A sangre fría, Doce del patíbulo…).

Diversos e importantes Globos de Oro (mejor película de comedia, mejor actriz de comedia-Bancroft- o mejor director)

Varios premios importantes en los Bafta británicos (curiosamente, entregados un año después de su estreno en EEUU), como mejor película, guión, dirección o montaje.

En definitiva, que estamos ante una propuesta ciertamente atractiva y completa. Una historia, en apariencia, poco trascendente, sobre las dudas existenciales de una juventud que se vio totalmente reflejada. En este sentido, el guión  supone una correcta traslación a la pantalla de un ya de por sí magnífico (y no reconocido del todo) trabajo de Charles Webb. Unas magníficas interpretaciones, sin duda, lideradas por un magnífico director de actores, Mike Nichols,  en uno de sus momentos más álgidos (el “back to back” de Virginia Woolf y El graduado es soberbio), y unos aspectos técnicos (montaje, música o fotografía) sobresalientes, hacen de esta historia, trágica en su fondo, pero cómica en sus formas, afilada e irónica en sus diálogos pero honda en su significado, una de las mejores películas de la historia del cine.

gr

Calificación: 10.

 

1 opinión en “El graduado (The graduate, Mike Nichols, 1967)”

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.