El filo de la navaja (The Razor´s Edge, Edmund Goulding, 1946)

En 1944, el británico William Somerset Maugham publicaba su novela El filo de la navaja.

razors-edge

 

Darryl F. Zanuck, el jefe de estudios de la Fox en los 30 y 40, siempre ávido por conseguir buenas historias que llevar a la pantalla, adquirió los derechos de la novela, un año más tarde.

raz

 

Pasaría tan sólo otro año más, cuando en 1946, se estrenaba en cines la adaptación de esa historia, llevada a cabo por el guionista de la Fox, Lamar Trotti (que había tenido algunos éxitos anteriores, como El incidente en Ox-Bow o Wilson), con los pertinentes “apuntes” que Zanuck introducía de su cosecha en muchos de los proyectos que supervisaba (y este no era una excepción).

daryl-f-zanuck-1

Edmund Goulding, el director, también británico, fue el encargado de dirigir el último gran proyecto de su carrera.

razor

En él nos cuenta la historia de Larry Darrell, un joven ex-combatiente de la Primera Guerra Mundial que regresa a casa, a Chicago, pero no es capaz de encontrar su lugar en la alta sociedad que le rodea. Sale con una preciosa chica, Isabel, que a su vez, vive con su tía, Louisa Bradley, perteneciente a esa “estirpe” de la ciudad.

Con ellas se encuentra,  visitándolas, un tío de Isabel (hermano de Edith), Elliott Templeton, que lleva años viviendo en París. Siempre le gustó el lujo, pero se ha hecho tanto a la forma de vida de Europa que, tras años sin pisar suelo americano, se siente extraño ante ciertos aspectos de la vida cotidiana de Chicago, y desde luego, aún más contrariado ante la actitud de Larry, de no querer encontrar un trabajo ni aceptar el que le ofrecen (en este caso, Gray, un amigo de Larry). No cree el “remilgado” Elliott que el joven   sea el candidato ideal para llevar al altar a su sobrina.

razors e

También está Sophie, una dulce chica, amiga de la infancia de Larry (sobre todo) y de los demás. Se va a casar con Bob, otro de los conocidos de los jóvenes.

razors edgge

Pero Larry Darrell prefiere, por ahora, no pensar en el matrimonio, aunque quiera mucho a Isabel. Se siente extraño desde que terminara la Guerra (donde un camarada sucumbió para que Larry salvase el pellejo) y aún más, en aquel Chicago tan opresivo.

the-razors-edge-1

Se marcha a Francia, donde vive una vida bohemia, en busca de conocimientos y experiencias vitales. Trabaja en la mina,

raza

donde conoce a un frustrado, aunque sabio personaje, Kosti, que le aconseja ir a la India, el país más espiritual que conoce.

the razors edgev

Una vez allí, se sumerge en la sabiduría impartida por un maestro espiritual en un monasterio del Himalaya,

the-razors-edge-2

y finalmente, pasa la prueba vital de encontrarse a si mismo, en solitario en las alturas de un refugio montañero. Allí descubrirá lo que andaba buscando, y regresa a América.

razors

El lugar que dejó ya no es el mismo. La tierra de las oportunidades y los negocios prósperos ha dado paso, tras el crack de la bolsa del 29, a una sociedad deprimida económica y socialmente.

RazorsEdgeQuartet

Y las gentes que conocía han corrido fortuna muy desigual. Como  Isabel, que se casó con Gray. Primero las cosas le iban muy bien, hasta que llegó el fatídico crack. O Sophie quien  se casó con Bob y tuvo un hijo, pero la felicidad tenía, en su caso, fecha de caducidad.

Un cambiado Larry (podemos decir que “otro”) intentará poner en práctica todo lo aprendido y vivido en otras tierras. En algunos, provocará cambios positivos, en otros, no, pero en cualquier caso, su presencia dejará una huella indeleble en la vida de todos.

razorsedgeS1

Tyron Power, aparece, como su apellido, poderoso en el papel del joven desubicado Larry. Es el personaje indiscutible de la historia (pese a que ésta contempla multiples sujetos). Logra que nos pongamos en su piel durante toda la película. Sus palabras, pero sobre todo, su mirada, transmite perfectamente, toda su transformación. En una primera parte, no sabe “lo que quiere”, aunque sí lo que no desea en su vida. Posteriormente, tras su paso por Oriente, todo cobrará sentido ante sus ojos, pese a ser consciente (y esa es su gran virtud) de que debe seguir buscando.

razorssss

Gene Tierney, como Isabel, la enamorada de Larry, para muchos, sería la visión práctica de la vida. Ella  no anhela ningún conocimiento, pues sabe perfectamente cómo y con quién quiere vivir. Pese a todo, Larry marcará el devenir de su corazón para siempre.

RazorsEdgePair

 

Luce espléndidamente en pantalla, sobre todo, con aquel vestido negro, que resaltaba su bonita “estructura ósea”. Como en otros proyectos de la Fox, aquí también apreciamos cierta ambigüedad en su comportamiento, a la que Gene sacaba tan buen partido, y también como en Laura, Webb (su tío en este film) pretende ejercer influencia sobre la joven.

Clifton Webb, como el tío Elliott, es el “roba-planos” de la película. Su distinguida y locuaz verborrea, además, haciendo de organizador y maestro de ceremonias de muchas fiestas de la alta sociedad, le vienen que ni pintadas.

RazorsEdgeStill

Logra una portentosa interpretación, por la dificultad de hacer sentir al espectador multitud de sentimientos, algunos, totalmente contradictorios: nos reímos con él, nos asquea algunos de sus comportamientos, otros, sin embargo, nos hace admirarle, y finalmente, sentimos bondad e, incluso, compasión. Recibió un Globo de Oro a mejor actor de reparto.

razorsf

Anne Baxter, es Sophie MacDonald, la joven, llena de vida y planes, a la que , la vida “en su juego”, no ha repartido precisamente “la mejor mano”.

the razors edgge

Su trabajo fue muy considerado, por impactante. Son destacables sus planos con Larry, por un lado, y con Isabel, por otro, radicalmente distintos.

the razors w

La primera Sophie no llama especialmente nuestra atención. Solo cuando la vemos flaquear, con todas las inseguridades, o incluso, cuando toca el más duro de los fondos, es que sale a relucir un personaje inolvidable,

razors edggee

que en su caso, le mereció el Globo de Oro, y el Premio de la Academia, en la categoría de actriz de reparto.

razors edgeeee

John Payne, como Gray, es un personaje “menor”, amigo de Larry y pareja de Isabel. Pertenece a esa alta sociedad, aunque su corazón no sea tan ruin como los de algunos que le rodean. Está perfecto en un papel de los que no permiten “lucimiento”.

razz

Herbert Marshall, a quien recordamos de grandes papeles en films con Bette Davis (La carta o La loba), aquí le fue reservado un papel curioso. Hace del propio escritor de la novela en que se basa esta historia, Somerset Maugham, a la par, amigo del tío Elliott. Es quien, entre viaje y viaje, nos va narrando las vicisitudes de todos los personajes, y especialmente, de Larry, por quien siente cierta fascinación. Buen conocedor del pensamiento humano (de sus grandezas y miserias), actuará de “voz de la conciencia” de nuestra protagonista.

raz-herbert-marshall

Otros personajes, muy de segunda e, incluso, tercera linea, redondean un reparto excepcional: el joven Frank Latimore, como el enamorado de Sophie;

the razors eddge

la tía de Isabel, Louisa Bradley, interpretada fantásticamente por la canadiense Lucile Watson (que ese mismo año hacía de abuela del muchachito, en la entrañable película de Disney, Canción del sur), etc…

the razorss

En el plano técnico, destaca sobre todo la ambientación. Las localizaciones, pero sobre todo, los sets “construidos” son sencillamente maravillosos, en general. Las casas, desde las más lujosas (la de París, donde habita Isabel con su tío) hasta la simple habitación alquilada de Larry. Los patios tan amplios (desde los fastuosos de la casa americana,

the_razors_edge-6

hasta los espirituales y abiertos del monasterio en el Himalaya),

THE_RAZORS_EDGE-15

o las estupendas fiestas (desde las organizadas con todo lujo, por Elliott)

the razors edge

hasta las más mundanas pero llenas de excitación, diversión y excesos, de “los bajos fondos”). Todos ellos, permiten unos planos, fantásticos, cortos, medios y generales. Recibieron los responsables una nominación infructuosa en los Premios de la Academia.

razors edg

El vestuario es exquisito y amplio, dada la cantidad tan variopinta de estilos, edades, gustos y clases sociales que se relacionan entre sí. Merece mi atención dos vestidos (por supuesto, de mujer): el de una Tierney, devora-hombres, mostrando parte de su anatomía e insinuando la otra (la que no se ve), negro,

images (55)

y el de una insegura Baxter, desubicada por partida doble (de la fiesta y del propio traje).

the-razors-edge-1946

La banda sonora del maestro musical de la Fox, Alfred Newman. Sobresale un hermoso tema romántico, en los momentos “felices”, aunque también da la talla, en los momentos más oscuros.

razorsssss

Los otros aspectos, de esta muy bien facturada película, son también destacables: el montaje de J. Watson Webb, Jr, (responsable de otro éxito de la Fox, posteriormente, Carta a tres esposas), quien sabe dar síntesis a una historia, demasiado profusa en detalles (en el libro) que pudieran derivar en un “callejón sin salida”. Su montaje nos ciñe a  lo estrictamente importante del film (la búsqueda de la felicidad, por los muy diversos, y algunos, tortuosos y enrevesados, parajes).

La excelente fotografía de Arthur C. Miller (responsable de maravillas anteriores como las de Qué verde era mi valle o La canción de Bernadette, todas de la Fox). Sabe crear magia en los planos, aportando muchos y diversos sabores al guiso.

Por último, destacar la poco reconocida labor en la dirección de Edmund Goulding. Contaba con una gran historia detrás, con un gran estudio, la Fox, que le nutría de grandes profesionales, tanto detrás de la cámara, como en la interpretación, pero su maestría a la hora de hacer que todo funcionara es simplemente de aplaudir. Como otros directores artesanos, puso su calidad al servicio del estudio que le contrataba (MGM, Warner y finalmente, Fox) y para lucimiento de las estrellas (véase la Davis) que terminaban acaparando todos los elogios.

razorss

Si El filo de la navaja ha llegado hasta nuestros días, siendo casi tan actual como entonces (fue un boom entre la generación, que andaba algo perdida, tras la segunda guerra mundial) es porque plantea algunas de las cuestiones más sencillas pero vitales de la humanidad: la búsqueda del sentido de la vida y de uno mismo, las diferentes expectativas y anhelos de cada cual, el egoismo y la generosidad, la bondad,  etc…

the raa

En definitiva, un muy buen film, (nominado en la categoría de mejor película el año que triunfaba Los mejores años de nuestra vida, de Wyler) prolífico en medios y en  talento (técnico y artístico), al servicio de la historia más repetida, por esencial, en el individuo: intentar ser feliz.

razors ed

Calificación: 9,50.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.