Bridge over troubled water – Simon & Garfunkel

En 1969, Paul Simon y Art Garfunkel no pasaban por su mejor momento personal. No sólo era cuestión de tener diferentes gustos musicales, como hasta entonces ocurría. Ahora Arthur además, estaba bastante interesado en el cine. Aquel verano se encontraba rodando Trampa-22 (Catch-22), el nuevo proyecto de Mike Nichols, una sátira sobre la guerra (al modo de M.A.S.H., pero con menos repercusión finalmente), lo que le absorbía la mayor parte del tiempo.

Mientras, Paul, que había visto relegada su papel en el film a la nada más absoluta, estaba componiendo algunas temas para su siguiente disco, Bridge over troubled water, que a la postre acabaría siendo el último del dúo.

La grabación del disco sufrió varios retrasos, pues, y además, el ambiente en el estudio no era demasiado armónico. Simon pretendía incorporar algunos temas al disco (como el manifiesto político Cuba si, Nixon no) que no eran del agrado de Garfunkel, y por su parte, éste deseaba meter otro tipo de canciones (como un tema con una coral de Bach) que no eran del gusto de su compañero.

También en la grabación del tema homónimo al álbum, Bridge over troubled water surgieron roces. Al principio, Garfunkel se negó a cantar en solitario la canción. No lo consideraba correcto. Tiempo después, vista la magnitud del éxito y lo bien parado que resultó Garfunkel de esta interpretación, Simon se lamentó en repetidas ocasiones, de no haber cantado algunas estrofas y así, haber podido compartir “las mieles del éxito y las alabanzas”.

Tras todos estos obstáculos, finalmente la grabación acabó a finales de 1969 y el disco se editó en enero de 1970. Y mereció la pena.

Si no contamos el single The boxer, que se había lanzado muchos meses atrás, el año anterior, podemos decir que el tema Bridge over troubled water, lanzado por esas fechas, fue el “reclamo” perfecto para las posibles ventas del disco.

En febrero de 1970 ya estaba en el Hot 100, y en cuatro semanas, había alcanzado el número 1, donde permaneció nada menos que 6 semanas, y de donde nada lograría apartarlos, salvo la despedida en forma de canción de The Beatles, Let it be. También se mantuvo 6 semanas en lo más alto del Easy Listening Singles, e incluso, fue número 1 en el UK Singles, por 3 semanas.

Al año siguiente, ya disuelto el dúo, Bridge over troubled water fue el gran triunfador en los Premios Grammy, acaparando 6, entre ellos, el de mejor álbum, y el de mejor canción y mejor disco del año, precisamente por esta magnífica interpretación de Garfunkel (acompañado al piano excelentemente por Larry Knechtel).

 

2 opiniones en “Bridge over troubled water – Simon & Garfunkel”

  1. Esa canción… Ufff… me trae unos recuerdos. Me salta las lágrimas. Podría extenderme como suelo hacer, pero prefiero no hacerlo. Hoy no quiero llorar. Es maravillosa, desde luego, es preciosa en todos los sentidos, y además, el mensaje es muy conmovedor

    ¡Muchas gracias por ponerla, tomaszapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.