Adiós, primo Antonio

Todos tenemos entre nuestros afectos más cercanos a gente que, aunque no son parientes muy directos, te acompañan toda la vida. Es esa clase de gente con la que compartes muchas vivencias, con las que, como se suele decir, has tenido “mucho roce”.

Un ejemplo claro, en mi caso, era el primo Antonio, aunque realmente era primo de mi padre. Siempre tuvo una relación afectuosa con él y por ende, con toda su familia (o sea la mía).

Durante años, tuvo un negocio en la calle San Miguel de Torremolinos, por donde pasaron  miles de personas, desde gente de la calle hasta el mismísimo Julio Iglesias.

Siempre cercano, siempre atento, el primo Antonio estaba cuando “era necesario”.

En los últimos tiempos disfrutaba enormemente con el Málaga y con su Madrid de toda la vida, además de los viajecitos que se echaba de vez en cuando, una vez que se había jubilado.

Esta mañana “asquerosa” ha fallecido el primo Antonio, a causa de un accidente.

Desde aquí, un pequeño homenaje, porque era “necesario”.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=dyFmXLGcZkY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.